Las importaciones mexicanas de maíz caerán 8.3 por ciento hacia finales de 2019, al pasar de 17.1 a 15.7 millones de toneladas, según estimaciones del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

El director de GCMA, Juan Carlos Anaya, dijo que las importaciones del grano amarrillo han subido durante los primeros meses del año porque los precios se han vuelto más atractivos, como resultado de una caída de los mismos.

También se incrementaron las compras del exterior debido a la alta demanda del sector pecuario de México que, de acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), crecerá 2.6 por ciento (22.3 millones de toneladas) en este año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.