Este lunes 29 de abril, algunas empresas del transporte urbano realizaron un paro desde las 5 de la mañana que, afectó a miles de usuarios, empresas y escuelas del área metropolitana de Monterrey. Desde las primeras horas de este lunes, la activista Rocío Montalvo, del colectivo Únete Pueblo, había advertido de esta situación, precisando que el paro duraría alrededor de dos horas. Sin embargo, no hubo ninguna observación por parte de las autoridades estatales, ni se tomaron medidas preventivas para tratar de aminorar el impacto económico que representó para la metrópoli.

La advertencia que hacía Montalvo era que el paro había sido determinado por las propias autoridades estatales de acuerdo con empresarios de Escobedo, García, Santa Catarina, Pesquería. La acusación ni la advertencia fueron atendidas ni por las autoridades, ni por los transportistas que realizaron esta acción sin aviso y sin emitir un posicionamiento previo.

En algunos casos, como en Escobedo, patrullas municipales ofrecieron un “aventón” a usuarios varados. Pero el incremento en la demanda de taxis vía plataformas digitales disparó las tarifas de este tipo de servicios.

En tanto, el colectivo Únete Pueblo se instaló en el Palacio de Gobierno e invitó a los ciudadanos a sumarse a una protesta contra esta situación, además, hizo un llamado a alcaldes y diputados para intervenir en esta crisis e, incluso, llevar a juicio político al Gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón.

Por su parte, en plena crisis, el vocero de los transportistas aclaró a Televisa Monterrey que no se trataba de un paro sino de una medida de austeridad.

Fotografía propiedad de: municipio de Escobedo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.