Peñafiel podría ser acreedora a una multa de 400 mil pesos en caso de incumplir con la información solicitada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con la intención de continuar la investigación sobre la supuesta presencia de altos niveles de arsénico en el producto de agua mineral.

“Peñafiel no nos ha respondido los cuestionarios oficiales que le fueron notificados y tiene hasta hoy (lunes) para hacerlo”, comentó el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla.

Dijo que hasta este momento no se ha recibido alguna respuesta formal de Keurig Dr Pepper, la empresa instalada en México y que produce el agua embotellada de Peñafiel.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.