Los diputados del Grupo Legislativo de Movimiento Ciudadano exigieron al Gobernador del Estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, ponga manos en el asunto y retire las concesiones o permisos a transportistas que dejaron de operar, paralizando así la ciudad, afectando a miles de familias regias.

A través de un oficio entregado al Ejecutivo, la bancada solicitó que opere una requisa para que los ciudadanos no se queden sin la prestación de un servicio adecuado y de calidad, esto, en lo que se vuelve a sacar las convocatorias, para que personas realmente comprometidas con operar el servicio de transporte de una manera congruente y responsable, sean quienes obtengan los permisos.

El Coordinador Luis Donaldo Colosio Riojas, señaló que el Congreso del Estado comparte la misma postura, un No tajante ante cualquier tipo de “tarifazo”, sin antes explorar muchísimas otras opciones que existen para poder mejorar la calidad del transporte público.

“No necesariamente tenemos que aumentar la tarifa. Está comprobado que ese aumento quizás puede despresurizar la operación un rato, pero no va a resolver el problema de transporte en el estado. Así que ya es momento de que el gobernador se ponga a jalar, y no se la pase pidiendo paciencia a los ciudadanos, porque éstos ya han sido muy castigados, y han sido muy pacientes. Ya tienen más de un año pateando el bote con este tema”, puntualizó Colosio Riojas.

En tanto, la Diputada Karina Barrón Perales, comentó que es importante que el Gobierno del Estado ponga mano dura en el asunto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.