El total de adolescentes privados de la libertad, es decir mil 445, están en situación de vulnerabilidad pues enfrentan diversas irregularidades que obstaculizan alcanzar la reinserción y reintegración social y familiar, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Aseguró que, en los 45 centros de tratamiento interno en todo el país, no se les permite el pleno desarrollo de su persona y capacidades, por lo que hacer caso omiso a su atención “puede derivar en resentimientos contra la sociedad, por no comprender los efectos negativos de su conducta”.

“Resulta imperativo impulsar acciones para que la atención a los problemas de esos centros se concrete y se les garanticen el acceso a todos sus derechos mediante la atención a todas las carencias e irregularidades presentadas en los establecimientos visitados”.

Por ello, la CNDH formuló algunas propuestas para los gobiernos estatales entre las que se encuentran mejorar e implementar instalaciones dignas y seguras; personal especializado en justicia para adolescentes, brindar atención específica a las mujeres adolescentes, y garantizar el derecho a la salud.

En el Informe Especial sobre los Centros de Tratamiento Interno para Adolescentes que Infringen la Ley Penal de la República Mexicana, el organismo encontró que en 42 de 45 centros faltan áreas para el acceso a servicios y actividades.

Además, en la mayoría no hay reglamentos o manuales de procedimientos, prestación de servicios médicos, y carecen de personal técnico y actividades de reintegración social.

Asimismo, presentan condiciones de desigualdad en áreas y personal para mujeres; tienen inadecuadas condiciones de instalaciones, y mala separación o clasificación de las personas internas, entre otros.

La CNDH informó que el análisis se realizó con base en 4 instrumentos con perspectiva de protección integral e interés superior de la niñez “para garantizar el respeto a los derechos humanos de los adolescentes privados de la libertad” y son estancia digna, protección de la salud, integridad personal, vinculación con la sociedad, mantenimiento del orden y aplicación de medidas disciplinarias.

En México hay 45 centros de tratamiento interno: 6 varoniles, 4 femeniles y 35 mixtos. Del total de la población, mil 237 son hombres y 208 son mujeres. Del mismo modo, mil 362 personas están por conductas tipificadas como delito del fuero común y 83 del orden federal, 431 su situación está en procedimiento y mil 014 se encuentran en tratamiento interno.Foto propiedad de: archivo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.