El robo de oro perpetrado por una gavilla de Durango que ingresó a los límites con Sinaloa fue lo que ha provocado el desplazamiento forzado de cientos de personas en la sierra, explicó la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Cristóbal Castañeda Camarillo, Secretario de Seguridad Pública y Coronel del Ejército Mexicano, explicó que los límites de Sinaloa y Durango son una zona minera, por lo que hay grupos que pretenden robar los recursos, afectando a los gambusinos.

“En términos generales y por la información preliminar que se tiene hasta el momento, se están robando el oro, es una gavilla que opera en el área, incluso a Durango le es más fácil entrar por Rosario que por la zona Serrana, por esa falta de vías de acceso”.

En los operativos se ha asegurado droga, pero no la suficiente para considerar el narcomenudeo una razón del desplazamiento, por lo que indagan la versión del robo de oro.

Entra el Ejército

Para paliar el problema se estableció una vigilancia con 100 elementos de seguridad, 70 de Sinaloa y 30 de Durango. Además, la Secretaría de la Defensa Nacional desplegó dos unidades con 20 efectivos del Grupo Élite para recorrer la zona, a fin de detener a personas en flagrancia en los dos estados.

En total 90 familias han sido desplazadas desde marzo. 21 regresaron a sus tierras y 69 permanecen en la cabecera municipal de Rosario. También se reportaron 9 homicidios.

Son 17 las comunidades serranas afectadas en El Rosario, por lo que se pidió ayuda a Mazatlán para albergar a las familias.

Los gavilleros dieron como plazo el sábado al mediodía a las familias para abandonar la zona, por lo que tuvieron que intervenir las autoridades.

Hay unas 75 familias que pretenden abandonar la sierra, con apoyo del Ejército, reportaron medios locales.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.