A cuatro días del asesinato de Aideé Mendoza al interior del Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Oriente, de la Universidad Nacional Autónoma de México, estudiantes iniciaron una marcha con destino a Ciudad Universitaria para exigir justicia y mayor seguridad en sus instalaciones.

Los compañeros de la joven de 18 años, asesinada de un balazo cuando terminaba su clase de matemáticas, condenaron el crimen y la poca información que dan las autoridades sobre las investigaciones.

Desde las 10 de la mañana de este viernes, al menos 30 alumnos se concentraron en las puertas del colegio, ubicado en la delegación Iztapalapa, desde donde han realizado asambleas para suspender actividades académicas como señal de luto.

Marchan por Aideé y otras compañeras

Tras esperar más de una hora, la manifestación partió rumbo a Rectoría para su rechazo a la violencia e inseguridad con cartulinas, flores y moños negros.

La muerte de Aideé se suma a dos decesos más de dos estudiantes de la UNAM; el de Lesvy Berlín Osorio, ocurrido 2017 en los jardines del Instituto de Ingeniería; y por Jenifer Sánchez Domínguez, también estudiante del CCH Oriente, localizada sin vida el pasado 26 de marzo.

Hasta el momento la Procuraduría Capitalina ha interrogado a los alumnos y el profesor que presenciaron los hechos, a quienes descartó de haber accionado el arma que mató a la estudiante poblana.

De acuerdo con versiones extraoficiales, la principal línea de investigación de las autoridades es que la bala fue disparada desde un punto cercano al edificio y entró de “arriba a bajo” al salón de clases.

Foto propiedad de: Manuel López

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.