Un ejecutivo mexicano pagó muy caro su clasismo, que para colmo estaba dirigido a unos inocentes niños de primaria, al perder su empleo por hacer chistes de mal gusto en sus redes sociales, en una historia que se ha viralizado por su gran moraleja: dile siempre no a la discriminación.

Todo inició cuando Luis Medrano, gerente de la empresa Manpower, compartió en su cuenta de Facebook una nota sobre la visita de niños de varios estados del país a una conferencia matutina de Andrés Manuel López Obrador, el pasado 30 de abril.

Luis Medrano acompañó la nota con el siguiente mensaje: “Pobres, tan feos que sin. Esta imagen damos al mundo. Qué triste”. En una segunda publicación, el joven apuntó: “No sé si estoy viendo sus fotos de niño o anuncios de Un Kilo de Ayuda”, en referencia a la tradición del Día del Niño en redes, cuando muchos usuarios comparten fotografías de su infancia.

Comentarios clasistas generan repudio en Twitter

Este par de comentarios no pasaron desapercibidos entre otros usuarios y rápidamente se hicieron virales en Twitter, donde condenaron su clasismo y el hecho de que dirigiera sus ataques a menores de edad.

El asunto escaló hasta el punto en que un usuario cuestionó a la empresa que empleaba a Luis Medrano si estaban de acuerdo con su posición. La respuesta de Manpower no tuvo desperdicio.

Inician procedimiento contra ejecutivo

En un comunicado, la compañía reprobó “categóricamente” los comentarios emitidos por su empleado sobre los niños que habían viajado de madrugada desde distintos estados de la república para estar presentes en Palacio Nacional a las 7 de la mañana en el evento.

“Estamos ejerciendo las sanciones correspondientes de acuerdo con nuestro código de ética y conducta”, agregó la empresa, lo que en español coloquial puede traducirse como ‘ya se lo cargó el payaso por pasado de lanza’.

“Lamentamos profundamente esta situación y reiteramos nuestro respeto absoluto a los principios humanos y valores que nos guían e inspiran”, remató Manpower.

Tras el incidente, Medrano borró sus perfiles en redes sociales y en la plataforma LinkedIn, de donde varios tuiteros obtuvieron en un principio información sobre sus empleadores.

Foto propiedad de: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.