En el marco de un movimiento de oposición que no ha logrado incrementar su base de apoyo en Venezuela, la administración de Donald Trump estaría buscando acciones que causen un mayor impacto en el país caribeño, incluyendo la opción de una intervención militar.

Según un reporte del diario conservador Miami Herald, más allá de las actuales sanciones económicas impuestas en Venezuela, no existe otra opción más que una intervención militar.

Por este motivo, una reunión llevada a cabo este viernes en la Casa Blanca, en donde participaron el Asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, el Secretario de Defensa en funciones Patrick Shanahan, el Almirante de la Marina, Craig Faller y otros funcionarios, se reunieron para discutir opciones y escenarios.

Pese a las acciones de Guaidó, las fuentes consultadas por el Herald señalan que Maduro demostró el respaldo de su ejército al aparecer junto a ellos el pasado jueves.

Existen varias opciones militares que pueden tomarse sin llegar a una invasión militar abierta, como son un bloqueo naval y la introducción de fuerzas especiales en el territorio venezolano para operaciones encubiertas y sabotaje.

Sin embargo, Washington enfrentaría otro frente en caso de decidirse por una opción militar, con la oposición de varios países en nuestro continente y alrededor del mundo. Ante la oposición de superpotencias como China y en especial Rusia a un golpe de estado en la nación bolivariana, autoridades norteamericanas han tratado de convencer a Vladimir Putin, sin aparente éxito, de la necesidad de un cambio de gobierno en la región.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.