Ya vestido con su nuevo uniforme gris, el ex jugador de los Rayados del Monterrey, Jesús “El Cabrito” Arrellano, fue trasladado a la sala de audiencias del Palacio de Justicia de Monterrey, donde fue acusado formalmente del delito de violación.

En las próximas horas se realizará la audiencia de vinculación a proceso, donde el Juez determinará si acepta la denuncia y si el deportista permanece recluido en el Penal del Topo Chico. La audiencia se realizó en la Sexta Sala del mencionado recinto, donde el juez ordenó que la diligencia judicial, se realizara a puertas cerradas por ser un delito de violación.

El ex futbolista del Monterrey, Jesús Arellano, pasó sus primeras 24 horas en el Penal del Topo Chico, permaneciendo en una zona de observación. En caso de que el Juez ordene prisión preventiva, ante el temor de que huya del estado, será removido a unos de los ambulatorios, donde lo esperan reos acusados de narcotráfico, homicidios, secuestros y robos con violencia.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, informó que el exfutbolista fue detenido el pasado sábado, mediante una orden de aprehensión, cuando visitaba su casa ubicada en la colonia Cumbres Oro. La orden judicial fue girada por un Juez de Control de Monterrey, por el delito de violación y lo que le resulte. Arrellano Alcocer, permaneció prófugo de la justicia durante dos años, ocultándose en un rancho de San Luis Potosí.

Fue el pasado 13 de enero del 2017 cuando su sobrina, que en ese entonces contaba con 16 años de edad, en compañía de su padre, presentó una denuncia en el área de justicia Familiar de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León. Arellano fue citado a declarar 10 días después, siendo el 24 de enero del 2017, la fecha en la que tendría que presentarse en los tribunales, pero hizo caso omiso, por lo cual, el juez ordenó su detención.

Fue en punto de las 11:00 horas que se inició la audiencia, donde el juez sólo permitió el ingreso del ex Rayado, su defensa particular y el Ministerio Público. En todo momento el ex futbolista se negó a declaración y espera que el juez le conceda seguir el juicio desde su domicilio, ya que tiene arraigo en esta ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.