El titular de la Fiscalía General de la República, Alejandro Gertz Manero, reveló que en dicha institución existe un rezago injustificado de más de 300 mil averiguaciones previas y carpetas de investigación sin resolver.

En un balance de sus 100 primeros días al frente de esa dependencia, indicó que dichos pendientes le fueron heredados por los responsables de la ahora extinta Procuraduría General de la República y que los casos se investigaban según la conveniencia y conforme a intereses determinados, sin ningún tipo de seguimiento a protocolos y procedimientos normativos.

El fiscal dijo que la institución vivió una especie de “anarquía”, donde un agente llegaba a tener hasta mil casos, en tanto que otros no eran ocupados ni para el seguimiento de una sola denuncia. Bajo ese esquema, el promedio general de eficiencia terminal favorable, en sentencias definitivas judicializadas, no superaba el 5 por ciento. Además, en el caso de la policía ministerial, se acumularon 20 mil órdenes de aprehensión incumplidas y más de 28 mil mandamientos ministeriales en igual situación.

“Esta situación se fue agravando en la última parte del siglo pasado y a principios de este, cuando la institución se convirtió en un verdadero verdugo de sus enemigos políticos, mientras encubría en forma permanente a los cómplices del poder, lo cual llevó al país a un grado de intolerancia”.

Con información de Notimex

Foto propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.