En caso de aprobarse este miércoles las tarifas del transporte urbano, esto no podrá ser factible ni aplicable a los adultos mayores, debido a que ya fue publicada en el Periódico Oficial reformas a la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores.

El Congreso del Estado puso candados para que estos aumentos no afecten a las personas de la tercera edad y queden exentos de esto. La reforma, que fue planteada por el Diputado local de Morena, Arturo Bonifacio de la Garza Garza, y modifica los artículos 5, 34 y 39 de Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, se aprobó en el Congreso local el 1 de abril.

“Las tarifas preferenciales a las que las personas adultas mayores tienen derecho no podrán ser aumentadas por el Poder Ejecutivo del Estado hasta que transcurra por lo menos un periodo de seis años contados a partir de la última modificación”, se establece en el artículo 34.

En el caso del transporte, la reforma establece un candado al Ejecutivo estatal para que las tarifas preferenciales de ese servicio determinadas para las personas adultas mayores no puedan sufrir alzas en al menos 6 años.

Como parte de esa reforma también se amplían los tipos de violencia que pueden sufrir los adultos mayores para que, además de considerarse la física y moral, estén la psicológica, emocional, sexual, económica y patrimonial.

Además, se agrega que los adultos mayores deberán tener atención preferencial en los trámites y servicios, implementándose un mecanismo por medio del por cada persona menor de 60 años que se atienda, se le debe dar preferencia a cuando menos dos personas mayores de esa edad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.