Autoridades del estado de Coahuila y del gobierno federal concluyeron los trabajos de rescate de cuerpos en la zona donde cayó un avión privado que el domingo cubría la ruta de Las Vegas – Monterrey.

En declaraciones al diario Reforma, el titular de la Fiscalía General del Estado de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, dijo que se rescataron siete cuerpos “casi completos” y los restos de otros seis.

El avión Bombardier modelo Challenger 601, con matrícula N601VH, cayó en una zona serrana, cerca del ejido de La Rosita, en el municipio de Ocampo. A bordo viajaban 13 personas, entre ellas cinco integrantes de la familia Reyes Luna.

De acuerdo con Márquez Guevara, los cuerpos fueron trasladados a la delegación de la FGE en la ciudad de Monclova, donde realizarán diversos estudios científicos para corroborar la identidad de los fallecidos. En dicha asignación participarán un antropólogo, un odontólogo forense, seis criminalistas y tres médicos legistas.

72 soldados participaron en trabajos de recuperación

En las tareas de recuperación de cuerpos participaron personal de Seguridad Pública del Estado, la Fiscalía General, el Ministerio Público, Protección Civil y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Los trabajos concluyeron alrededor de las 8:00 horas de este martes y hasta la zona se desplegaron un total de 72 oficiales clases y soldados, a cargo del comandante Tinoco, del 105 Batallón de Infantería.

Para llegar al lugar del siniestro vía terrestre, se tardaron cerca de cinco horas, luego de que la aeronave fue localizada vía aérea en las labores de búsqueda en las que participó un avión del gobierno del estado y de un particular.

Todas las personas murieron calcinadas y serán los peritos de la Dirección General de Aeronáutica Civil los que determinen las causas del accidente, aunque de manera preliminar se maneja la versión sobre una posible falta de pericia del piloto, que tenía su licencia pendiente y que aparentemente habría intentado maniobrar para sortear una nube.

Las víctimas

La mañana de este martes, la Fiscalía de Justicia de Coahuila concluyó la recuperación de los cuerpos que posteriormente fueron trasladados a la ciudad de Monclova para su plena identificación.

Entre las víctimas se encuentran dos directores ejecutivos de la compañía Typhoon Offshore, filial de servicios petroleros de Grupo Salinas, identificados como Luis Octavio Reyes Domínguez y Ramón Amauri Vela, quienes viajaban con sus respectivas familias.

Reyes Domínguez, de 55 años, iba acompañado de su esposa Loyda Liliana Luna Larrosa, de 49, así como sus tres hijos: Frida Alejandrina, de 19; Jade Paola, de 26; y Guillermo Octavio, de 23; los dos últimos junto a sus parejas de nombre Manuel Alejandro Sepúlveda González, de 25, y Mónica Leticia Salinas Treviño, de 22.

En tanto que Martha Isabel García Lagunes, de 43, y su hijo Gari Amauri Vela García, de 19, acompañaban a Amauri Vela, de 57.

También perecieron Juan José Aguilar Talvera, piloto de la aeronave, de 45; Luis Ovidio González Flores, primer oficial, de 29; y Adriana Mejía Sánchez, sobrecargo, de 29 años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.