Todos, en cualquiera de las fases de una Liguilla, rechazan la etiqueta de favoritos y con Jürgen Damm no hay excepción.

“No, creo que esa marca se las dejamos a ustedes (prensa) que ven las cosas desde afuera, porque nosotros nos vemos como un equipo muy importante.

“Pero ser favoritos, no nos lo ponemos, lo importante será hacer dos buenos juegos y cerrar en casa”.

El espigado jugador de Tigres, argumentó que el equipo hizo un buen torneo con 37 puntos.

“Esto es algo importante porque habla de un buen trabajo en la temporada, pero tuvimos un tropiezo difícil.

“Fue en la Concachampions, que nos pegó a todos muy fuerte porque nuestra intención era la de ganar ese título internacional para nuestra gente”.

Del rival, Tuzos de Pachuca, equipo en el que Damm jugó por tres años, dijo que es una institución muy sólida.

“Es un equipo que se hace fuerte en casa, es peligroso y está muy bien dirigido. Será un juego muy complicado y por eso no hay favoritos.

“Pero con la serie abierta, el que juegue mejor y cometa menos errores se impondrá finalmente”, argumentó Jürgen Damm. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.