Juan Guaidó, líder opositor y autonombrado presidente legítimo de Venezuela, protagoniza la más reciente edición de la revista GQ con en una entrevista donde expone posibles soluciones a la crisis que se vive en el país sudamericano.

Guaidó, quien ha sido reconocido como mandatario venezolano por 54 países -incluyendo a potencias como Alemania Estados Unidos, Francia y el Reino Unido-, señala a la revista que no es ningún espontáneo de la política como algunos aseguran, pues cuenta con años de trabajo detrás de bambalinas y puede encabezar el cambio de régimen que anhelan los opositores a Nicolás Maduro.

Tras resaltar que es hora de ponerse fin a la “dictadura” bolivariana que mantiene “los poderes secuestrados” y ha hundido al país en la peor crisis económica de las últimas décadas a nivel mundial, Guaidó apunta que existen algunas formas de restablecer la democracia.

“Podemos tener una elección acordada, una transición sui generis como la junta cívico-militar de 1958 que derivó en la democracia o a una salida de fuerza local o con ayuda internacional”.

Con ello, el opositor no descartó la posibilidad de promover nuevamente un golpe de Estado como el que fracasó a finales de abril, el cual habría contado con asistencia de Estados Unidos.

Habla Guaidó sobre la izquierda latinoamericana y el apoyo de Donald Trump

Guaidó también se refiere a las circunstancias que lo llevaron a proclamarse presidente de la nación aprovechando su calidad de líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo desconocido por los poderes Ejecutivo y Judicial desde hace años.

El legislador, quien ganó su lugar en la Asamblea en la elección de 2015, recalcó que el desconocimiento de Maduro constituyó el acto de autoritarismo que lo erigió definitivamente como dictador y le quitó toda legitimidad.

En temas internacionales, lamentó que la izquierda latinoamericana recibiera por muchos años asistencia del gobierno brasileño “con el dinero de la empresa privada Odebrecht” y de Venezuela vía petrodólares, algo ilegal en ambos casos.

Finalmente, minimizó el apoyo que recibe de líderes de ultraderecha como Jair Bolsonaro o Donald Trump, al considerar que en estos momentos lo importante es sacar a Maduro del poder por razones humanitarias.

Con información de Efe

Foto propiedad de: Especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.