Se aprobó en lo particular y en lo general el dictamen de la Reforma Educativa en la Cámara de Diputados, por lo que regresará al Senado de la República para su aprobación.

Luego de una jornada de poco más de 12 horas, se avaló la iniciativa con 389 votos a favor y el voto mayoritario en contra de la bancada del Partido Acción Nacional.

De forma paralela, la asamblea autorizó que todas las minutas que envíe el Senado, con motivo del periodo extraordinario, se turnen inmediatamente a las comisiones respectivas para su análisis.

“¡Ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó!”

La presidenta en turno, Dolores Padierna, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), clausuró así el periodo extraordinario de sesiones que fue abierto este mismo miércoles para desahogar la minuta.

Alrededor de las 0:14 horas, los diputados federales aprobaron la llamada Reforma Educativa de la Cuarta Transformación, por lo que pasará de nuevo al Senado y posteriormente a las legislaturas de los estados.

Los cambios a la Reforma

Hay cambios que se le hicieron a esta reforma, siendo el principal el que se hizo en el artículo Decimosexto transitorio para garantizar que el Estado mexicano controle de manera total las plazas del magisterio, y se sepulte la posibilidad de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación pueda disponer de estos cargos.

“Con la entrada en vigor de las presentes disposiciones, los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación, se regirán por el artículo 123 constitucional Apartado B. Con fundamento en este Decreto, la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la Ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, prevaleciendo siempre la rectoría del Estado”.

Artículo 16

Como se recordará cuando se aprobó por primera vez la Reforma Educativa en San Lázaro, el 25 de abril, el grupo parlamentario del PAN acusó que en este artículo estaba “la manzana envenenada”.

Y es que señaló que con la anterior redacción se dejaba a la interpretación el otorgamiento de plazas y con esto el SNTE tenía la posibilidad de controlar el 50 por ciento se éstas, en tanto que la SEP, otro 50 por ciento.

Que Reforma no sea una simulación, pide SNTE

A la aprobación, inmediatamente reaccionó la Sección 22 disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Tras la votación, la Sección 22 exigió que esta reforma no sea una simulación y represente un verdadero cambio al modelo planteado por el gobierno pasado.

Foto propiedad de: @CanalCongreso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.