El gobernador Jaime Rodríguez Calderón pidió este jueves al Congreso local autorización para adquirir deuda por 5 mil millones de pesos para la compra de 2 mil 500 camiones nuevos. Sin embargo, también advirtió que retirará el permiso de operación a las rutas que se vayan a paro.

Ante vecinos del municipio de Escobedo, donde encabezó una macrobrigada de salud, el mandatario estatal afirmó que no será rehén de los transportistas.

Con el ofrecimiento de bajar las tarifas en lugar de subirlas, puso a consideración de los presentes que sea el Estado quien se haga cargo de prestar el servicio de transporte público, y firmó la iniciativa que posteriormente fue presentada en la oficialía de partes del recinto legislativo.

“En base a tres años y medio que hemos tenido de finanzas honestas y responsables en el gobierno. Podemos solicitar un financiamiento para comprar camiones nuevos, tener choferes responsables, y para dar el mejor servicio a menor costo… Podemos bajar las tarifas en lugar de subirlas”.

“Así le quitamos la carga a los empresarios del transporte que todo el día se están quejando de que no es negocio. Vamos a decirle: ‘Compadre, si no es negocio, pues hazte un lado’. Nosotros podemos pedir dinero prestado y vamos a pagar con los mismos ingresos, y vamos a reducir la tarifa. Camiones nuevos, servicio extraordinario y vamos a todas partes”.

“El empresario del transporte que quiera mejorar el servicio, bienvenido. El empresario que diga vamos a parar, tenemos que aplicar la ley, y la ley dice que tenemos que quitar el permiso a aquellos que violenten la ley”.

Resaltó que en los últimos ocho meses se ha hecho prevalecer el diálogo; sin embargo, los permisionarios siguen recurriendo a medidas de presión. Discurso que repitió en presencia de vecinos de Apodaca, en el marco de la entrega de escrituras.

“Tuve paciencia de ocho meses tratando de que las partes se pongan de acuerdo, sin afectar al usuario”.

De ser necesario, resaltó, acudirá personalmente a hablar con los diputados para convencerlos de avalar el financiamiento a 15 años, cuya garantía de pago sería el boletaje. En posterior entrevista, aclaró que la prestación se ofrecería a la par de las rutas que ya existen.

Se buscaría renovar unidades viejas y acercar el servicio a zonas de Juárez, Apodaca, Cadereyta, El Carmen, Salinas Victoria, Zuazua, y Ciénega, a donde no llega.

“La idea (ahora) es tener un financiamiento aproximadamente de los 5 mil millones de pesos, más o menos alcanzaría para 2 mil, 2 mil 500 camiones. Los empresarios del transporte han dicho que no tienen con qué comprarlos, que no tienen para mejorar las unidades que ya hay que retirar, entonces el estado puede comprar y puede cubrir lo que los empresarios del trasporte no cubren”.

La iniciativa

El Secretario de Gobierno, Manuel González Flores acudió al Congreso del Estado para presentar una iniciativa en donde solicita que los legisladores le aprueben un financiamiento por 4 mil 910 millones de pesos. Dijo que con estos recursos estarían comprando la totalidad de las unidades que actualmente operan en toda el área metropolitana, estén en las condiciones en que estén. Aseguró que con esto estarían poniéndole fin a una relación con los empresarios del transporte que fue, en ocasiones, “perversa y sadomasoquista”.

“Al no lograr los consensos que se hubiesen querido, el Gobierno del Estado, en defensa de los usuarios, ha tomado la decisión de asumir bajo la adquisición total todo el transporte público del estado, en su versión camiones”.

“Terminaremos ya con todo este problema de toda la vida, de una relación difícil, perversa a veces, sadomasoquista, te ayudo, para que me ayudes a mí. Querían medidas de fondo, es una medida que el gobernador toma, para que repercuta en los usuarios”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.