La inversión en la educación debe ser constante y nunca conocer límites, apoyada por las autoridades gubernamentales y en particular por los padres de familia, aseguró el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López.

En conferencia de prensa, previamente a la celebración del Día del Maestro a realizarse el próximo 15 de mayo, reconoció la importancia de la labor de los docentes que, aunque muchas veces pasa desapercibida, dijo, los esfuerzos tendrán su recompensa en el momento justo.

Dejo que en la actualidad son muchos los retos que enfrenta la educación, por lo que animó a los docentes a no desfallecer en su tarea, ya que esta es el mejor servicio que pueden prestar a la sociedad “pues es la base de toda transformación del progreso humano”.

Insistió en la importancia de la inversión en este sector, ya que en la medida en que una persona es enriquecida en sus conocimientos y en su formación humana “contribuirá al eficaz desarrollo y crecimiento de la sociedad”.

Además, invitó a los docentes a que sigan velando por el bienestar de los alumnos, desarrollando en ellos un espíritu de compromiso consigo mismos y con la sociedad, brindándoles herramientas que les motive a conocer su entorno y dialogar con él.

Principalmente a buscar la buena formación de los alumnos, poniendo en práctica los valores universales “y alejándolos de la indiferencia y la falta de atención a las necesidades del prójimo”.

El prelado también invitó a los padres de familia a ser aliados de los maestros, a colaborar con ellos y darles el lugar que les corresponde en la educación de sus hijos, a no menospreciar el esfuerzo que realizan y las tareas que encomiendan para el bien de la educación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.