El consejero de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, convocó a la dirigente nacional del partido, Yeidckol Polevnsky, a un debate que se realice sin insultos ni denostaciones.

Aseguró, en entrevista con Notimex, que Morena es de interés nacional, por lo que “merece un debate argumentado, abierto y democrático”.

Lo anterior, luego de que Polevnsky lo llamara “mequetrefe” de cara a la elección por el Comité Ejecutivo del partido, en el que está interesado Rojas Díaz Duran, además de Bertha Luján y la actual dirigente, quien buscaría un nuevo periodo.

El también suplente del senador Ricardo Monreal afirmó que el debate debe estar abierto a la crítica, pero no caer en la denostación, además de que la lucha por la dirigencia se debe hacer con un padrón abierto y no “rasurado”.

Adelantó que junto con militantes de diversos estados presentarán algunas propuestas de modificación a los estatutos del partido, sobre todo de aquellos que consideró están sobre la Constitución, como el que se refiere a la libre expresión.

Alejandro Rojas Díaz Durán mantiene un proceso que lo podría llevar a ser expulsado del partido por hablar de los problemas internos del partido ante medios de comunicación.

“El estatuto no puede estar sobre las vías constitucionales, hablé de los problemas que ya eran públicos; yo he sido vocero, no porque quiera, sino por la representación que tengo de decir lo que inconforma a los militantes”.

También presentará una propuesta para que los delegados federales, puedan obtener un cargo público sólo tres años después de haber sido representantes del ejecutivo federal a fin de no utilizar los programas sociales para su beneficio político.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.