La ampliación del Centro de Readaptación Social de Apodaca observa un 70 por ciento de avance, informó Manuel González Flores. El Secretario de Gobierno señaló que, gracias a estos trabajos, una vez que se culminen, el penal podrá albergar a mil 500 reos más.

“Es una construcción pensada en mejorar las condiciones de los internos con estricto apego a los estándares nacionales e internacionales de derechos humanos… Con la ampliación estaremos ofreciéndoles a los internos talleres, espacios culturales y educativos para que logren reincorporarse a la sociedad al terminar sus condenas”.

La construcción que se realiza contará con dormitorios separados para procesados de media y máxima seguridad, talleres, espacios culturales y educativos, entre otros aspectos. Al proyecto se le inyectó una inversión de 890 millones de pesos con un plazo de ejecución de 20 meses.

Los trabajos de mejoramiento que se están realizando atienden las recomendaciones de la Comisión Nacional y de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos. Las obras de ampliación de Apodaca y Cadereyta permitirán cerrar el penal de Topo Chico para el 2020, anunció el secretario General de Gobierno de Nuevo León.

“Se están construyendo en este momento las 350 celdas del penal de Apodaca y 350 celdas en Cadereyta; esto nos permite reubicar a los reclusos allá del 2020 cuando estén terminadas… Con eso pensamos liberar y cerrar totalmente el penal del Topo Chico, un penal que tiene 80 años sirviendo, que dejó de ser eficaz, y tener el lugar donde podamos lograr la reinserción de los reos”.

El funcionario estatal expuso que actualmente los Centros penitenciarios del Estado tiene una población de 7,500 internos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.