El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer su política contra las drogas, la cual irá dirigida a niños y jóvenes, enfocada a la prevención. En la “mañanera” de este martes, en Palacio Nacional, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, indicó que la campaña llamada Escuchemos Primero, tendrá como inicio tres pilares, de los cuales en días posteriores se irán dando más detalles.

Educación y habilidades para la vida

– Capacitar a los maestros normalistas en prevención de adicciones. En este punto se busca formar a los profesionales de educación para que participen en la atención del consumo de drogas.

Prevención, promoción y rehabilitación de la salud mental

En este punto, se pretende que en todos los centros de salud pública del país haya un área específica de atención a las adicciones.

En tanto, en centros como el Instituto Mexicano del Seguro Social donde ya existen dichas áreas estas serán reforzadas.

Comunicación e información

Se emprenderá una campaña de difusión antidrogas, en la que participarán cineastas, creativos, especialistas, medios de comunicación… incluso beisbolistas.

Se informó que se prevé incluir el alcohol y el tabaco que si bien son drogas legales también pueden llevar a una adicción.

Con prejuicios, no se combaten las adicciones

Jesús Ramírez subrayó que el primer llamado de la Campaña Contra las Adicciones parte de la idea de que no es posible combatir las adicciones a través de los prejuicios.

En este sentido, hizo un llamado a que los padres escuchen a sus hijos, “que los hermanos escuchen a sus hermanos, que los compañeros escuchen a sus compañeros, que los maestros escuchen a sus alumnos, que la autoridad escuche a los jóvenes”.

De acuerdo con el funcionario, se trata de un llamado a la civilización, a la sensibilización, a decir que para poder resolver los problemas que tenemos necesitamos escucharnos, informarnos.

“Para que sociedad y gobierno y sociedad con sociedad podamos (…) combatir las adicciones”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.