El gobierno del estado de Oaxaca anunció que las comunidades de Tamazulápam del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla lograron un acuerdo de paz para terminar con un conflicto que duró 44 años y que tuvo como origen el acceso al agua.

En un comunicado, el gobierno local indicó que el conflicto se agravó en abril de 2017 cuando autoridades de San Pedro y San Pablo Ayutla denunciaron que pobladores de Tamazulápam del Espíritu Santo invadieron sus territorios, por lo que solicitaron la intervención de la Secretaría General de Gobierno.

Estas comunidades se ubican en la zona mixe al noreste del estado y que se asientan en una superficie compartida bajo el régimen de mancomunidad de 25 mil hectáreas aproximadamente.

Acuerdan Tamazulápam y Ayutla compartir los recursos hídricos

Este incidente provocó que ambas comunidades bloquearan agua y otros servicios, así como así como varias movilizaciones sociales y protestas. En este tiempo, la Secretaría General de Gobierno realizó 45 reuniones y redactó 25 minutas en un esfuerzo permanente de atención al conflicto para asegurar la paz en la región.

En el último Acuerdo de Paz firmado el día lunes, por primera vez ambas comunidades “aceptan de manera simultánea instalar una tubería que permitirá garantizar el 50 por ciento del agua potable proveniente del manantial Meejy Ajpy para los habitantes de cada una de estas poblaciones”.

Además, el Gobierno del Estado ha decidido fortalecer la seguridad pública en esta zona para asegurar el cumplimiento del acuerdo y se ponga fin definitivo a este conflicto que lacera el bienestar y desarrollo comunitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.