El Partido Revolucionario Institucional se deslindó de Roberto Sandoval, gobernador por ese partido entre 2011 y 2017 en Nayarit y quien fuera señalado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como líder de un entramado para lavar dinero del crimen organizado.

La dirigencia nacional del tricolor se dijo a favor de que “la ley está por encima de cualquier persona” y señaló que: “Cada individuo es responsable de sus conductas y actuaciones y, por tanto, debe hacerse cargo de ellas y de sus consecuencias”

No obstante, se pronunció por el debido proceso y que las autoridades a cargo investiguen a fondo. “Las imputaciones que se le han formulado deben indagarse y resolverse conforme a derecho por las autoridades correspondientes. El PRI exige que se deslinden las responsabilidades que procedan”.

El entramado familiar

La postura del PRI se emite un día después de que, en conferencia conjunta, autoridades estadounidenses y mexicanas anunciaran que las cuentas bancarias de 42 personas (físicas y morales) fueron congeladas por su supuesta relación con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de los Beltrán Leyva. El monto de todas las cuentas superaría los 70 millones de pesos.

Entre las cuentas congeladas destacaron las del exgobernador priista y del magistrado Isidro Avelar.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Sandoval habría recibido sobornos del Cartel de Jalisco Nueva Generación, de los hermanos Beltrán Leyva y de Raúl Flores Hernández, este último conocido como “El Tío” y quien fue identificado como jefe de otro esquema de lavado ligado al cantante Julión Álvarez y el futbolista Rafael Márquez en el 2017.

La red de Sandoval estaría integrada por su esposa Ana Lilia López Torres y sus hijos Alejandra y Pablo Roberto Sandoval López, quienes son propietarios o controlan una distribuidora de carne, una distribuidora de ropa y accesorios huicholes, una empresa de bienes raíces, así como una fundación. Esta última de nombre Valor y Principio de Dar AC. 

Ropa, viajes y controvertidas fiestas

Pablo Roberto Sandoval, hijo del exgobernador, presumía en sus redes sociales ropa de diseñador, viajes lujosos por Ibiza, Las Vegas y otros destinos turísticos, así como su cercanía con figuras como Javier Hernández ‘el Chicharito’, Andrés Guardado o el actor Diego Boneta; él mismo intentó hacer carrera en el futbol en Chivas sin lograr algo.

Algunos columnistas vincularon a Pablo Roberto Sandoval con la escandalosa fiesta de la Selección Nacional de Futbol previo al mundial de Rusia 2018 -celebrada en una residencia de Lomas de Chapultepec y a la que acudieron más de 30 escorts-, como organizador. El hijo del exgobernador nunca se deslindó de dicho señalamiento.

Foto propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.