Diputados del Congreso Local señalaron que al Gobierno del Estado le ha faltado mano dura para meter en cintura a los empresarios del ramo, ya que algunas rutas han aumentado las tarifas sin autorización del Consejo Estatal de Transporte y Vialidad.

Carlos de la Fuente, coordinador del PAN, cuestionó la inacción del gobernador Jaime Rodríguez, así como de Jorge Longoria, titular de la Agencia Estatal del Transporte, y criticó que no emprendan sanciones contra los empresarios del transporte.

“Otra vez vemos que hay una ausencia de gobierno en la Agencia Estatal del Transporte, Longoria sigue escondido ante la opinión pública de esta situación difícil que están viviendo los neoleoneses. También vemos una falta del Gobernador, que no tiene un equipo de trabajo preparado para enfrentar a un grupo de transportistas que hacen lo que quieren”.

Rutas como la 155, la 2, Zacatecas, Cadereyta, Pesquería y Marín-Higueras, desde el pasado fin de semana, sin aviso y sin que estén autorizados, aumentaron tarifas provocando el enojo de los usuarios. El incremento varió, pues mientras en unas fue de 14 pesos, en otras fue de 17, dependiendo de la empresa.

Ivonne Bustos, coordinadora de la bancada del Partido Verde, señaló que el Estado debe llamar la atención a los empresarios que incrementaron las tarifas y tomar el control. Pidió que antes de avisar las medidas a tomar deberían de actuar contras la arbitrariedad de todas las rutas.

“Debe de llamar la atención y a cuenta a los empresarios que están tomando esas atribuciones por cuenta propia y fuera de la legalidad y, por supuesto, esas son las rutas que deberían de tomar, por ejemplo, ya el control el Gobierno del Estado, y no pensar en tomar el control de todo y que dependa de una decisión del legislativo con un margen de deuda importante al que ya no podemos como Estado. Tampoco estar aventurándonos a tener con el déficit que vive con el nivel de deuda que tenemos”.

La legisladora del Partido Verde insistió en que no se pueden estar dando este tipo de acciones fuera de la ley y calificó el acto de los transportistas como una “arbitrariedad” que debe tener consecuencias.

Al respecto, el Gobierno del Estado ha emitido solamente un comunicado en donde asegura que analiza la situación:

El Gobierno del Estado se mantiene firme en la decisión de no al aumento de tarifas y en este momento analiza de manera particular los actos realizados por algunas líneas de transporte en relación al aumento unilateral no autorizado de tarifas para actuar en consecuencia.

Este Gobierno se conducirá siempre con autoridad pero nunca de manera autoritaria ya que la legalidad es la base de nuestra labor, y es decisión del Gobernador llegar hasta la última consecuencias para cuidar el interés de la gente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.