El hallazgo de una cabeza y el cuerpo descuartizado de un hombre en dos hieleras en el interior de un automóvil en el municipio de Apodaca, cimbró a las corporaciones de seguridad que siguen en alerta por la ola de violencia en toda la región.

Cerca del mediodía de este lunes la central de radio de Apodaca recibió el reporte de un carro sospechoso en un camino de terracería localizado a un costado del paso a desnivel de la autopista al aeropuerto Mariano Escobedo. Al llegar la patrulla encontraron en el lugar un vehículo Tsuru de color blanco con placas del Estado de Nuevo León que tenía los vidrios abajo.

Al indagar en sus archivos observaron que contaba con reporte de robo desde el día 19 de mayo de este año. Al interior del vehículo se encontraban 2 contenedores en color azul de 50X50 centímetros con tapa color azul. Uno de ellos contenía el dorso de una persona de sexo masculino y en el segundo contenedor los antebrazos y piernas, y el asiento del copiloto una cabeza humana.

La Policía encontró un narcomensaje en una cartulina color blanco enrollado, en el que advertía que eso les iba a pasar a sus rivales, con quienes se disputan el territorio para sus actividades.

Peritos de la Procuraduría encontraron huellas dactilares en las puertas del auto, lo que les ayudará a resolver este caso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.