En el marco de la aprobación de las leyes secundarias de la Guardia Nacional, organizaciones de la sociedad civil y académicos instaron este martes al poder legislativo asegurarse que estas normativas cumplan con el objetivo de seguridad ciudadana por la vía civil.

Dentro de la “Segunda Conferencia Internacional. Seguridad Ciudadana: la vía civil”, que abarcará las jornadas de este 21 y 22 de mayo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) y el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) acordaron que la necesidad de resolver la crisis de inseguridad en México mediante lo civil y no militar.

“El número de homicidios en los primeros meses de 2019, las continuas actividades de crimen organizado, violencia feminicida, los asesinatos de periodistas y defensores de derechos humanos, el número de personas desaparecidas, en sí misma, la crisis en materia de seguridad pública, no se puede limitar a reacciones reactivas como la Guardia Nacional o el aumento del uso de la prisión preventiva oficiosa”, dijo Luis Raúl González Pérez, presidente de la CNDH.

El presidente de la Comisión dijo que, si la estrategia de seguridad del gobierno, que involucra a la Guardia Nacional, se queda con características de disfunción y contención, “poco o nada se abonará a la seguridad”, pues se deben retomar temas como el funcionamiento de las fiscalías estatales.

Y agregó que las leyes secundarias, a discutirse en el Senado, serán un aspecto relevante para lograr que se cumplan con el objetivo de resolver la inseguridad en el país.

Concuerdan instituciones profesionales: seguridad civil 

Por su parte, Jimena Moreno, secretaria general del CIDE, aseguró que la seguridad ciudadana tiene que estar del lado civil debido al escenario actual de violencia y debilitamiento de las instituciones.

“Agreguemos los niveles de impunidad, la falta de capacidades técnicas para impartir justicia. Y una necesidad política integral que agrupe toda la discusión para general una complejidad y desafío, no basta la voluntad tenemos que ir más allá. Los cambios deben darse en todos los niveles.”

Finalmente, el representante de ONU-DH, Jan Jarab refirió la preocupación de los organismo internacional sobre la continua militarización de la seguridad pública, y que al contrario, se recomienda el fortalecimiento de las policías y retiro paulatino de las fuerzas armadas.

“El problema de México es que no ha invertido en un auténtico esfuerzo guardia civil y sistema funcional. Estamos convencidos que la decisión correcta son medidas para fortalecer las corporaciones de carácter civil, la seguridad ciudadana es un tema que rebasa la Guardia Nacional”.

Sobre la aprobación de leyes secundarias, Jan Jarab reiteró la necesidad de que sean resultado de un proceso participativo, que recuperen los más altos estándares internacionales y las mejores prácticas en materia de uso de la fuerza y registro de detenciones, “se debe asegurar la desmilitarización de la seguridad pública y el firme respeto a los derechos humanos. Urgen policías profesionales, clave fortalecer el Estado de Derecho”.

La respuesta del Estado

A la inauguración de esta Segunda Conferencia Internacional, acudió el jefe de la Oficina del Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, quien detalló quiénes son protagonistas de la violencia: la juventud, pues dijo que son la gran mayoría de víctimas, pero también son victimarios.

Explicó que la estrategia nacional de seguridad pública tiene como ejes el ataque a la criminalidad, inteligencia, medidas financiera y fuerza pública, “combatir a grupos criminales en sus estructuras, aspectos sociales, con respeto a los derechos humanos. Los gobiernos pasados privilegiaron una estrategia con el uso de la fuerza”.

Agregó que, aunque haya discrepancia, medidas como la Guardia Nacional, y las reformas a los artículos 19 (prisión preventiva oficiosa) y 22 (extinción de dominio), son “necesarias ante los niveles de impunidad, y quiero aclarar que también se está dando un impulso para una estrategia de profesionalización de los cuerpos de policía”.

Para finalizar, dijo que de nada servirán las reformas en materia de seguridad, sino se le da capacitación a las policías que representan el 90% de los cuerpos de seguridad. Precisó que se están impulsando más recursos para salarios, profesionalización y equipamiento, principalmente. 

La “Segunda Conferencia Internacional. Seguridad Ciudadana: la vía civil” se puede seguir por las páginas de las organizaciones enunciadas, y a lo largo de dos días tratará temas de seguridad pública con enfoque en el uso de la fuerza y la intervención militar en México.

Foto propiedad de: @CentroProdh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.