Jada Pinkett, esposa de Will Smith, confesó a su madre y a su hija que fue adicta al porno, luego de una etapa larga de abstinencia.

Durante el programa que tiene en redes sociales llamado «Red Table Talk», la actriz de «Gotham» y «Grils Trip» comentó frente a su progenitora, Adrienne Banfield-Jones y su hija, Willow Smith, que cuando tuvo la necesidad de ver cintas para adultos ella se encontraba soltera.

Sin embargo, inmediatamente recapacitó ante tal confesión y dejó entre ver que los medios de comunicación tratará de cambiar sus palabras. «Siento que usé la palabra adicción a la ligera. Tal vez ahora digan que tuve una relación enfermiza con el porno en un momento en el que trataba de practicar la abstinencia», explicó.

Y aunque trató de explicar que la pornografía le dejó falsas expectativas en cuanto a las relaciones reales, ya no pudo cambiar las cosas que dijo sin pensar.