En el uso de la inteligencia artificial con que operan los dispositivos móviles, el usuario debe conocer los riesgos, pues la falta de medidas de seguridad puede poner en peligro la seguridad y economía, expuso el académico de la UNAM, Fabián Romo. 

El director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la máxima casa de estudios dijo que computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes, cámaras, alarmas y sensores de puertas están conectados a Internet, pero su capacidad de procesamiento y memoria es limitada.

Ello, apuntó el actuario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), al igual que sus medidas de seguridad, por lo cual los ciberataques dirigidos a ellos pueden ocasionar daños severos.

Mediante un comunicado, detalló que los dispositivos son fácilmente manipulables, por lo que una vez programados siguen una instrucción simple que puede causar un desastre a nivel de comunicación en Internet.

Indicó que aunque los ciberataques ponen en peligro la seguridad y economía de una o varias naciones, incluso pueden afectar la salud y economía de las personas, “es exagerado decir que podrían desatar una conflagración mundial”.

Fabián Romo reconoció que en México, no todas las instituciones han implementado medidas de seguridad totalmente confiables y aún son vulnerables porque en las redes públicas hay puntos desprotegidos.

Aseguró que para garantizar la protección de datos y de sistemas informáticos, y la estabilidad de la operación de los dispositivos conectados a la red, instituciones como bancos, organismos de seguridad pública y universidades siguen una serie de protocolos, normas y recomendaciones nacionales e internacionales.

Por ello, subrayó la importancia de que el usuario sea consciente de los riesgos de trabajar con sistemas de información a través de las redes públicas y privadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.