El Departamento de Justicia norteamericano presentó cargos contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, por presunta violación de la Ley de Espionaje de su país. Esto significaría un aumento en la posible pena de prisión para Assange y significa un recrudecimiento en la batalla legal que se aproxima entre el periodista y el gobierno norteamericano.

Esta ley, incluso, ha sido utilizada para acusar y sentenciar a presuntos espías a la silla eléctrica, siendo la última ocasión que esto ocurrió hace algunas décadas. A los cargos de “conspiración para cometer intrusión en equipos de cómputo”, se agregan otros 18 cargos por parte del gobierno de Trump. Las acusaciones, presentadas ante una corte de Virginia, significarían una pena más dura de cárcel para Assange.

Los cargos presentados contra Assange derivan de su presunta complicidad con la informante Chelsea Manning, una exsoldado que fue sentenciada en 2013 con los mismos cargos de espionaje.

Por su parte, la cuenta oficial de Wikileaks en Twitter señaló que las nuevas acusaciones contra su fundador son “una locura”:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.