En México hay aproximadamente, 4 millones de niñas y adolescentes embarazadas, afirmó la presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado, Martha Lucía Mícher, al resaltar el grave problema que representa el embarazo infantil en el país.

Al participar en el conversatorio “Legislando para la igualdad y con perspectiva de género”, Mícher manifestó que “si seguimos con los brazos cruzados, más niñas y adolescentes pasarán de jugar con la muñeca a cuidar un bebé”.

Añadió que, ante este fenómeno, sociedad civil, instituciones rectoras de política de igualdad y legisladores, deben trabajar en equipo para revertir la situación, sobre todo sin dejar fuera a niñas, jóvenes y mujeres indígenas, “tenemos que capacitarlas en derechos sexuales y reproductivos; impartir talleres sobre interrupción legal del embarazo y violencia contra las mujeres”.

“Legislaturas y unidades de género tenemos un papel fundamental en esa labor: la misión de defender, desde nuestras responsabilidades, desde cada estado de la República, los derechos humanos de niñas y mujeres.”

La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman, respaldó a la Senadora y resaltó la importancia de la Agenda Legislativa en este tema, y la función de sus ejes centrales, los cuales establecen qué hacer y hacía dónde ir en materia de equidad e igualdad.

“Somos un país donde más de la mitad de la población son mujeres. Tenemos que pensar en políticas públicas que realmente creen oportunidades para las jóvenes e indígenas. Debemos adoptar y reforzar medidas, a fin de erradicar la discriminación y la violencia contra ellas.”

Finalmente, durante el evento, la directora ejecutiva de la Red Global de Mujeres, Emilienne De León, expresó su preocupación sobre el embarazo en adolescentes pues lo consideró “un grave problema público”.

“En México hay una tasa de 63 embarazos de jóvenes por cada mil, cifras del Banco Mundial, y de 70 según el gobierno mexicano. Incluye embarazos de niñas de 9 y 10 años, lo cual es gravísimo.”

La investigadora dijo que el embarazo en adolescentes e infantil es resultado de la falta de políticas públicas en materia de educación sexual, en primaria y secundaria. Celebró que entre los principales objetivos esté la erradicación de este tipo de embarazos.

Foto propiedad de: Moisés Pablo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.