La titular de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero rechazó que el caso del exdirector general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, se trate de una “cacería de brujas”, ya que dijo, las acciones que se han emprendido en su contra obedecen a la implementación del estado de derecho.

Al ser cuestionada por las razones sobre la orden de aprehensión que pesa sobre Lozoya Austin, Sánchez Cordero refirió que las autoridades no buscan aplicar un ‘quinazo’, sino que se trata de una investigación que ya estaba en curso.

Sobre dicho punto, la secretaria expuso que incluso el exprocurador general de la República durante un periodo del sexenio de Enrique Peña Nieto, Raúl Cervantes, dijo que el expediente del caso estaba completo y que eso se trata de “una buena señal”.

Ninguna instancia ajena a la procuración de justicia intervendrá en el caso, afirma

Por lo anterior, la funcionaria dijo que en el país ya comienzan a aparecer algunas señales del caso de corrupción que ha afectado a más de 20 países, relacionado con la empresa brasileña Odebrecht, razón por la cual destacó la importancia de respetar lo que las instancias de procuración e impartición de justicia determinen.

Asimismo, declaró que una característica de la llamada “Cuarta Transformación” es la autonomía de los fiscales, tanto el federal como los de las diversas entidades federativas, y que ella misma, con 25 años de experiencia en el Poder Judicial Federal, siempre pugnó por gozar de autonomía y en el caso en cuestión, no intervendrá en las decisiones que se tomen.

“Si no empezamos a construir un Estado de derecho con las diversas responsabilidades y competencias, y las respetamos, no podemos avanzar. Éstas eran investigaciones que ya estaban en curso, pero tampoco, como dice el presidente, las vamos a apagar.”

Con información de Notimex

Foto propiedad de: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.