La delegación mexicana enviada a Washington DC para negociar la amenaza de Donald Trump de aranceles del 5 por ciento a todas las importaciones mexicanas no pudo llegar a un acuerdo en la primera reunión celebrada esta tarde con funcionarios de alto nivel del gobierno de Estados Unidos.

De acuerdo con medios locales, el encuentro en la Casa Blanca entre Marcelo Ebrard y otros funcionarios mexicanos con el vicepresidente Mike Pence y el secretario de Estado, Mike Pompeo, concluyó sin un acuerdo preliminar, por lo que de momento se mantiene el plazo del 10 de junio como posible arranque de la imposición de aranceles a productos nacionales.

A las 5:30 de la tarde, tiempo de México, que el canciller Ebrard ofreció una conferencia de prensa desde la Embajada de México para informar de manera oficial sobre el resultado de la reunión, a la que también asistieron la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el secretario de Agricultura y de Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, y el subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, Jesús Seade.

El canciller no dijo mucho más que las negociaciones van a continuar, incluso si se prolongaran más allá del próximo 10 de junio y se tenga que trabajar sobre una medida punitiva ya aplicada.

El encuentro coincidió con la liberación de los datos de la Patrulla Fronteriza sobre el número de arrestos de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos: un récord de 144 mil personas detenidas durante el mes de mayo, lo que representa un incremento del 32 por ciento respecto al mes de abril y la cifra más alta en los últimos 5 años.

De acuerdo con la cadena CNBC, Ebrard y Pompeo se reunieron de manera personal durante el encuentro en la Casa Blanca y el bando estadounidense vio la “cumbre” como un “punto de partida”, pero no uno “final”, en cuanto a la actual disputa bilateral.

Fitch baja calificación de deuda para México

La calificadora Fitch Ratings bajó de “BBB+” a “BBB”, con perspectiva estable, la nota de México.

De acuerdo con el diario El Financiero, la baja obedece a un riesgo para las finanzas públicas por la debilidad crediticia de Pemex, así como una perspectiva negativa para la economía mexicana por las amenazas comerciales externas y la incertidumbre en la política interna.

Foto propiedad de: Archivo Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.