El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmó el despliegue de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur con Guatemala, a fin de tratar de controlar el alto flujo de migrantes provenientes desde Centroamérica.

En un breve mensaje a medios desde Washington DC, el canciller mexicano dijo que aún no se alcanza un acuerdo con autoridades de Estados Unidos respecto a la amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles del 5 por ciento a todas las importaciones mexicanas. Sin embargo, aclaró que las negociaciones continuarán este viernes y que se espera pueda existir algún tipo de mediación que evite la carga arancelaria.

Respecto a las versiones de que el Gobierno de México enviará más de 6 mil elementos a la frontera sur para tratar de controlar el ingreso de migrantes, Ebrard confirmó que el tema se trató con los representantes estadounidenses y puntualizó que esa nueva institución también tiene la encomienda de proteger diversas coordinaciones regionales.

“La Guardia Nacional estará en el sur del país, así lo hemos planteado. Le hemos informado al gobierno de Estados Unidos que hemos creado la Guardia Nacional y que tiene la instrucción de cuidar la frontera sur. Seis mil hombres.”

Desconoce Segob despligue masivo en frontera sur

Por su parte, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo no tener información sobre el despliegue confirmado por Ebrard Casaubón, quien se encuentra en Washington DC desde el pasado viernes junto con una amplia delegación de funcionarios de alto nivel.

Cuestionada sobre dicha posibilidad al término de un evento con la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, Sánchez Cordero se dijo sorprendida por el planteamiento y aclaró que los elementos de la Guardia Nacional tienen por tarea el reforzamiento de la seguridad las regiones con mayor incidencia delictiva del país, lo que incluye diversas ciudades de las fronteras norte y sur.

“No lo tengo preciso…por supuesto que se va a implementar la Guardia Nacional en los lugares más violentos del país, y sobre todo en la frontera Norte y sur, en Tamaulipas, por ejemplo, Tapachula y Oaxaca.”

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro