Justamente por un pedido especial de Gustavo Alfaro, el Boca Juniors volvió a hacer un ofrecimiento por Maxi Meza, el cual primero contempla el préstamo y después, una cantidad capaz de “romper” el mercado argentino.

La información difundida por el diario Olé de Argentina, señala que las cosas ahora son diferentes que hace seis meses, cuando Monterrey ofreció 18 millones de dólares pero ya en el verano, cuando no pudo incorporar a Acuña, sondeó a los mexicanos y recibió una respuesta negativa.

“Ahora el club volvió a negociar, primero con un ofrecimiento por un préstamo, y después, con un número capaz de romper el mercado argentino, muy por encima de los valores que manejó anteriormente”, destaca Ole en su publicación.

Se asegura que Meza no alcanzó el nivel que había tenido en independiente, y jugó menos de lo que se esperaba, solo 12 partidos de titular, por lo que hay disconformidad en ambas partes.

En la información se asegura que no será fácil sacarlo de México porque ya pasó el período de adaptación, Boca parece decidido a repatriarlo.

Aunque inicialmente fue criticado por la afición, Meza terminó siendo aceptado en sus actuaciones del final del semestre, es por eso que se asegura que ha pasado el período de adaptación.

De igual forma, en días pasados Meza dijo estar conforme en Monterrey, pero sí le mueve el hecho de tener un ofrecimiento de un club como el Boca, así que la oferta está y verá si se da.