Tras los incidentes ocurridos en Metapa de Domínguez, Chiapas, en donde se registraron momentos de tensión entre migrantes y autoridades mexicanas, comenzó la deportación de las personas de origen centroamericano a sus países de origen.

Por otra parte, para evitar más fugas de la Estación Migratoria Siglo XXI de Tapachula, este día se reforzaron los portones del acceso principal.

Para evitar que la estación migratoria se sature, los migrantes haitianos y africanos, que desde hace varios días esperan obtener un pase de salida, fueron llevados al albergue temporal de la Feria Mesoamericana para continuar sus trámites.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Migración informó que fueron 340 personas las aseguradas en el “operativo caravana”.

Los migrantes originarios de Honduras, El Salvador y Guatemala, fueron entrevistados y acreditados por sus cónsules previó a su repatriación.

Mientras que los empresarios de Chiapas aplaudieron los operativos y la reorganización de la atención migratoria en la frontera sur, ciudadanos entrevistados por el programa “En Punto” se quejaron de la presencia de los migrantes:

“Aquí hacen lo que quieren los emigrantes, aquí tiran, apedrean a las autoridades, golpean, todo se ha visto aquí pura violencia, puros asaltos, violaciones, ya estamos hartos pues, ya todo está invadido, ya no se puede andar”, señaló Jorge Arroyo, residente de Tapachula.

Para evitar el ingreso masivo de migrantes centroamericanos, los operativos de la Guardia Nacional y Migración continúan en el tramo carretero Ciudad Hidalgo – Tapachula.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.