La prohibición para que funcionarios vinculados al gobierno de Venezuela ingresen a Argentina se ha extendido a 426 personas, incluida la totalidad de la Asamblea Nacional Constituyente, informó hoy la cancillería argentina.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que la medida tiene como objetivo propiciar el “retorno de la democracia a Venezuela”.

Explicó que la prohibición afectará únicamente a las personas vinculadas al gobierno de Nicolás Maduro y no al pueblo venezolano, al que ratificó “nuestra solidaridad y respaldo en su lucha por la libertad y el respeto de los derechos humanos”.

La medida se toma en el marco de un acuerdo alcanzado por los países integrantes del Grupo de Lima, el cual entraría en vigor después del 10 de enero de 2019, cuando inició el nuevo mandato de Maduro, agregó la cancillería.

Señaló que, de manera adicional, Argentina suspendió la aplicación de un acuerdo que había alcanzado con Venezuela para la supresión de visados en pasaportes diplomáticos, oficiales y de servicio.

Por otro lado, emitió alertas a las entidades bancarias y financieras sobre los riesgos de operar con el gobierno de Venezuela o con empresas que son propiedad o se encuentran bajo el control del Estado venezolano.

Argentina suspendió además toda cooperación militar con Venezuela.

La disposición de la cancillería argentina se da a conocer un día después de que el gobierno de Perú informó que, a partir del próximo 15 de junio, los venezolanos sólo podrán ingresar a territorio peruano con pasaporte y visa humanitaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.