Nuevamente el arte textil mexicano se ha convertido en el punto de partida para una colección de alta costura de una importante casa de modas y esto, igual que ha sucedido en ocasiones anteriores, a algunas personas les encanta y a otras no tanto.

Usando como inspiración los patrones de un reboso, bordados de distintas regiones del país, así como diseños y figuras que comúnmente se aprecian en prendas tradicionales mexicanas, la firma Carolina Herrera dio a conocer su colección Resort 2020.

La colección a cargo de Wes Wordon, director creativo de la marca, incluye vestidos maxi y midi, faldas, blusas y se caracteriza por la gran cantidad de colores derrochados en ella haciendo uso de toda clase de técnicas y telas.

Pero definitivamente hay dos prendas estrellas de este lanzamiento: un vestido blanco con bordados y colores con motivos de animales y flores; y el vestido que parece haber sido confeccionado a partir de un reboso.

Inspiración o plagio

Como seguramente recordarás, esta no es la primera vez que el arte textil mexicano es utilizado con sus colores y patrones en un desfile de modas; tan sólo el año pasado, Michael Kors presentó una chamarra idéntica a las que aquí conocemos como sudaderas de jerga.

Este lanzamiento provocó burlas, pero también disgusto entre muchas personas que consideraron una falta de respeto que se haya utilizado el diseño de la prenda mexicana para hacer una prácticamente idéntica que se vendería a precios exorbitantes.

Esta vez, los comentarios a favor y en contra no se han hecho esperar, pero los últimos son mucho más duros pues ya se ha comenzado a hablar de plagio y apropiación cultural.

Foto propiedad de: Carolina Herrera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.