Un equipo de médicos en el Hospital General de Zona No. 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social en Aguascalientes lograron retirar con éxito un tumor uterino de 22 centímetros, después de extraer el útero y feto de una mujer con 23 semanas de embarazo.

La paciente, de 34 años, quedó embarazada sin saber que tenía el mioma, por lo que comenzó a presentar molestias y complicaciones durante el desarrollo del feto; los estudios mostraron que se trataba de una masa de 22 centímetros de diámetro que estaba adherida a la parte externa del útero.

“Por el tamaño y peso del mioma, así como el propio crecimiento del feto; el cuerpo del bebé y algunos órganos de la madre empezaron a sufrir compresión y se advertía que el bebé podía ser aplastado y/o expulsado fuera del útero en cualquier momento, con riesgos muy altos para la integridad de madre e hijo.”

La madre y el feto se desarrollan satisfactoriamente

De acuerdo con el comunicado compartido en el blog del Gobierno de México, el útero y feto fueron reimplantados posteriormente y la paciente se recupera satisfactoriamente, al igual que el desarrollo del bebé.

El reporte sugiere se procedió a realizar una miomectomía, es decir, la extirpación del mioma o tumor que se encontraba en el útero y ponía en riesgo la vida de la paciente y el feto; el procedimiento ahora permitirá a la madre continuar con el embarazo y el parto programado por cesárea que se llevaría a cabo posteriormente.

La cirugía duró casi cuatro horas y fue realizada por un equipo médico integrado por cirujanos, ginecólogas, angiólogos, anestesiólogas y enfermeras quirúrgicas, entre otros miembros del personal de salud, los cuales cuentan con amplia experiencia en estos procedimientos.

Foto propiedad de: Lisa Runnels/PixaBay

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.