Russell T. Vought, director interino de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, estaría buscando retrasar por al menos dos años la prohibición en contra de la empresa china de telecomunicaciones Huawei, con el que suspenden todas las relaciones comerciales con empresas estadounidenses.

De acuerdo al reporte de The Washington Post, Vought habría enviado una carta a Mike Pence, vicepresidente de los Estados Unidos, así como a nueve miembros del Congreso, asegurando que la demora daría a las compañías más tiempo para cumplir con la prohibición.


“La Administración cree, en base a los comentarios de las partes interesadas impactadas, que este trabajo preparatorio adicional asegurará una mejor implementación efectiva de la prohibición sin comprometer los objetivos de seguridad deseados”.

FRAGMENTO DE LA CARTA ESCRITA POR RUSSELL T. VOUGHT.

La prohibición entraría en vigor dentro de un año y un mes bajo el marco actual, pero de aprobar la solicitud del Vought podrían retrasar su aplicación hasta por tres años un mes.

Podría ser decisión de un próximo presidente

Bajo el decreto firmado por Donald Trump el mes pasado, las empresas estadounidenses tienen prohibido adquirir y utilizar equipos de telecomunicaciones fabricados por Huawei, ante la posibilidad que estos productos funcionen como herramientas de espionaje para el gobierno chino.

El portavoz en la Oficina de Administración y Presupuesto, Jacob Wood, aseguró el domingo por la noche no preven ningún cambio en la “política de la administración con respecto a Huawei”, lo que significa que no habría un retraso de la entrada en vigor sobre la prohibición en contra de la fabricante china de telefonía.

De retrasarse, la prohibición entraría en vigor después del primer mandado de Trump, por lo que de perder las próximas elecciones presidenciales, la decisión sobre su implementación quedaría en manos del próximo presidente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.