La aplicación de la Ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, conocida como Ley Fintech, generó un gasto y hasta restricciones para las compañías del sector, por lo que algunas “ya tiraron la toalla”.

El director general de la plataforma de crowdfunding inmobiliario PM2, Santiago de la Rosa, comentó que si bien la Ley Fintech dará mayor confianza a los usuarios, porque ya estarán reguladas, “para nosotros, en lugar de un apoyo, ha sido una restricción, porque tienes que cumplir con una serie de lineamientos”.

El directivo consideró que estas presiones para las Fintech tienen que ver con la influencia de los bancos porque ven, específicamente en el crowdfunding, una amenaza económica y de eficiencia administrativa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.