En esta mitad de semana el peso cerró la sesión con una depreciación de 0.17 por ciento o 3.2 centavos, para cotizar alrededor de 19.16 pesos por dólar, tocando un máximo de 19.22 pesos. 

El retroceso de la moneda mexicana se debió a un debilitamiento generalizado de las divisas frente al dólar, como consecuencia de la aversión al riesgo relacionada con la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

De acuerdo con Banco Base, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, señaló el martes que las conversaciones comerciales con China se detuvieron por decisión propia, por lo que existe incertidumbre si en los próximos meses alcanzarán un acuerdo que evite una desaceleración económica global.

Esta mañana se observó el regreso de las amenazas en contra de México, pues Donald Trump señaló que si el país no frena la migración hacia Estados Unidos, ambas naciones entrarán en una fase “mucho más dura”, ante lo cual el tipo de cambio mostró una moderada tendencia al alza y poca volatilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.