En Yucatán los plásticos de un sólo uso, popotes y recipientes de unicel deberán dejar de emplearse dentro de un periodo de seis meses a dos años, determinó el Congreso estatal.

Con un voto unánime de los 23 diputados, el Congreso aprobó la reforma a la Ley Integral de Gestión de Residuos, siendo los comercios y restaurantes que colinden con cenotes, reservas ecológicas y áreas naturales protegidas los primeros que dejen de ofrecer bolsas y popotes dentro de los próximos seis meses, además dispondrán de un año para dejar de ofertar productos de unicel.

Los comercios y restaurantes restantes contarán con un año para dejar de ofrecer bolsas de plástico de un solo uso y popotes, además de contar con hasta 2 años para dejar de emplear el unicel, mientras lo negocios dedicados a la venta de dichos productos tanto al menudo como al mayoreo, cuentan con una brecha de 18 meses para dejar de expedirlos.

Agradece gobernador de Yucatán aprobación

La iniciativa la propuso el gobernador Mauricio Vila con el objetivo de disminuir y eliminar tanto el uso de bolsas de plástico como de popotes de plástico y de contenedores de unicel, por lo cual al enterarse de que la iniciativa había sido aprobada por el Congreso de Yucatán agradeció a los diputados de todos los partidos.

Señaló que la reforma busca la protección de los recursos naturales y la conversión de la entidad en una de las más sustentables.

Foto propiedad de: Moisés Pablo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.