Abel Guerra Garza habla con el periodista José Jaime Ruiz sobre el proceso interno en el PRI. No se decanta por un candidato a la dirigencia, pero sí habla de afinidades por algunos, por lo menos por coincidencias durante su larga militancia en el partido. Sin embargo, deja claro que se necesita más bien una dirigencia de transición. De acuerdo con el exconsejero político del PRI, en estos momentos, “en cualesquier circunstancia la votación va a ser más cercana a lo ridículo”.

Aunque son varios los aspirantes a la dirigencia nacional, se habló más particularmente de dos: uno es el exsecretario de Salud y exrector de la UNAM, José Narro; el otro es el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno. En la charla se tocaron temas tan relevantes como la posible injerencia del López Obrador en el partido y los viejos métodos del PRI, como las coaliciones de gobernadores imponiéndose en la ruta política priista… algo que en este momento podría ser “el último clavo en el ataúd del partido”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.