La construcción del Metrobús en La Laguna, Durango, se ‘canceló’ durante un evento en el cual participaba el presidente Andrés Manuel López Obrador y en el que fue abucheado el gobernador José Rosas Aispuro.

Aunque la obra destinada para conectar municipios de Coahuila y Durango ya se encuentra avanzada, el mandatario mexicano preguntó a los asistentes al evento para la entrega de Programas Sociales desde el municipio de Gómez Palacios, si la construcción del medio de transporte público debía o no concluirse.

“Vamos siempre a estar consultando al pueblo, (…) no va a haber ninguna imposición, esto del Metrobús les digo ya está autorizado un presupuesto, pero como lo dijo el Gobernador, si ustedes consideran que eso no conviene, se usa el presupuesto en otra cosa, (…) Ya está el oficio de autorización, pero si la gente dice no, el pueblo manda y ese dinero se utilizaría en otras necesidades”

López Obrador ofreció que los recursos federales etiquetados para terminar el Metrobús sean destinados a la construcción de un hospital regional en La Laguna o bien, una obra hidráulica que transporte agua potable desde la presa Francisco Zarco.

“Ya no hubo Metrobús”: AMLO

Andrés Manuel improvisó una consulta ciudadana entre los asistentes al evento, “namás para medirle el agua a los camotes” (sic), dijo, para determinar si los ciudadanos consideraban o no la necesidad del servicio de transporte, tras lo cual decretó:

“Ya no hubo Metrobús. Vamos a ponernos de acuerdo con el gobernador para que ese dinero que está autorizado se utilice para el hospital o el agua”.

Continuó con la consulta para determinar cuál de las dos obras públicas se construiría en primer lugar, alzando la mayoría de los ciudadanos su mano a favor del agua, recalcando que ese era su compromiso como presidente de México para con los ciudadanos de Gómez Palacio.

Foto propiedad de: Presidencia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.