Tal como México se comprometió con Estados Unidos a fin de evitar un arancel progresivo, inició el despliegue de elementos del Ejército Mexicano, de la Guardia Nacional y Policía Federal para contener el paso de personas en tránsito en los estados del sureste, principalmente en Chiapas.

Integrantes de la Guardia Nacional mantienen un retén sobre la carretera Comalapa-Comitán como parte del compromiso del país para disminuir el volumen de personas que solicitan asilo en la frontera sur estadounidense en sólo 45 días.

Detención de personas en tránsito por parte de elementos de la Guardia Nacional y del Instituto Nacional de Migración han quedado registradas por parte de medios de comunicación. El aseguramiento incluye a menores de edad.

El canciller Marcelo Ebrard anunció este lunes que se completó el número de elementos del INM necesario para el “plan especial de migración” y el número de elementos de la Guardia Nacional -un aproximado de 6 mil-, se cumplirá a lo largo de esta semana.

Fotografía propiedad de: especial