El pasado 14 de junio, López Obrador anunció que los amparos en los que se ha ordenado la paralización temporal de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía fueron tramitados por sus adversarios a quienes exhibirá “para que los mexicanos sepan quiénes son y cuáles son sus intereses”.

Ante ello, la BMA levantó la voz y afirmó que esas declaraciones atentan contra el Estado de Derecho ya que el ejercicio del derecho a la defensa de las personas y la independencia del Poder Judicial deben ser ajenos a la intervención de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

La organización hizo un llamado al jefe del Ejecutivo para que se abstenga de realizar acciones que atenten contra la democracia y la justicia.

Aunque se molesten, ejerceré mi derecho: AMLO

Tras la posición de la Barra Mexicana de Abogados, el Presidente aseguró este lunes que aunque se molesten las asociaciones, ejercerá su derecho a expresarse sobre los amparos: “Salió una asociación de abogados diciendo que no se podía hablar del asunto; pues hago uso de mi derecho de manifestación”.

El mandatario federal señaló que “los corruptos” que tenían la construcción en Texcoco, están inconformes porque no pudieron concretar la transa. Insistió en que, aunque se enojen las asociaciones de abogados, “aquí se toca todo. La vida pública, cada vez más pública, y a la autoridad correspondiente (que) va a resolver” los amparos.

Y tiene razón

Ante ello, Arreola Castillo consideró, en Radio Fórmula, que López Obrador tiene razón en que señalar que no lo callarán sobre el tema de los amparos, el cual ha generado mucha polémica.

“Desde luego, cualquier persona tiene el derecho de buscar un amparo, de buscar detener las obras de Santa Lucía y tratar de que regrese el aeropuerto de Texcoco. Pero, desde luego, el presidente la República no tiene por qué no expresar su propia opinión o por qué no decir quiénes son los que se ampararon o que intereses representan o pudieran representar”.

Resaltó que no ve donde está la situación indebida o qué es lo que pudiera reprocharse del presidente de la República que tiene la obligación de defender sus proyectos.

“Él cree en el Aeropuerto de Santa Lucí. La gente votó por él. Él decidió apoyar ese proyecto. Cancelar el de Texcoco”.

No obstante, hay mucha gente que está inconforme y puede verse todos los días en opiniones de columnistas en diferentes medios.

No veo abuso de poder

Arreola comentó que si bien, las personas tienen derecho de estar en contra de Santa Lucía y pedir que continúe Texcoco, “también es un derecho del Presidente defender sus propios proyectos… los que a él le parecen más económicos, razonables y en la lógica de proteger al medio ambiente”.

Dijo que el hecho de que se está dando un debate es “democrático”, por lo que no encuentra razón en que las asociaciones de abogados critiquen a López Obrador y su posición de exhibir a quienes estén detrás de los amparos.

“Los que han promovido los amparos están en su pleno derecho. Y si paran Santa Lucía, pues será un golpe para el gobierno”.

El también director general de SDPnoticias insistió en que tanto tienen derecho en meter amparos, también el Presidente tiene derecho en dar a conocer quiénes lo han hecho.

Para Arreola, es una actitud fascista de la Barra de Abogados al decir que López Obrador sólo por ser presidente no tienen derecho a la libertad de expresión. La libertad de expresión la tiene cualquier persona, aclaró.

“Si quiere exhibir, que lo haga… No veo abuso de poder en ningún lado”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.