Un grupo de balseros y comerciantes locales instalados alrededor del Rio Suchiate confrontaron a elementos de la Secretaría de Mariana por intentar frenar el flujo de mercancía y personas en la frontera entre México y Guatemala.

De acuerdo con reportes de medios locales, cerca de una decena de agentes de la Policía Naval de la Armada de México arribaron esta mañana a uno de los cruces ubicados sobre el Río Suchiate, en el estado de Chiapas. Como ha venido ocurriendo desde la noche del sábado, los militares solicitaron a balseros y personas sus identificaciones oficiales y permisos para residir en el país.

Sin embargo, los comerciantes se opusieron a los requerimientos y acusaron que los marinos no cuentan con las facultades legales para intervenir en los cruces, pese a que dicho cuerpo fue movilizado desde este fin de semana hacia ese punto en apoyo a las tareas de agentes del Instituto Nacional de Migración.

Los balseros encabezaron un intenso reclamo en contra de los elementos navales y amenazaron con “prender fugo” a un camión debido a las afectaciones a sus actividades. Los marinos optaron por evitar un choque y abandonaron la zona entre gritos y amenazas de los civiles.

En entrevista con Denise Maerker, en Radio Fórmula, la alcaldesa de Suchiate, Sonia Eloina Hernández, alertó de los efectos colaterales del despliegue de la Guardia Nacional en los municipios fronterizos, pues en el caso de su localidad, el comercio bajó en casi un 90 por ciento desde el inicio de los operativos.

De acuerdo con Hernández, las tiendas comerciales “están muertas” y son más de mil 500 las familias que dependen de ingresos de balseros, por lo que existe mucha preocupación en torno al impacto que la presencia militar podría tener en la región.

Con información de El Sol de México y Reforma

Foto propiedad de: Juan Carlos López/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.