Debido a la demanda de energía eléctrica y la falta de gas natural, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) declaró “Estado Operativo de Emergencia a la Península de Yucatán”.

La autoridad advirtió que esto podría generar apagones de junio a octubre en la península. En lo que va de abril y mayo de este año hubo tres en dicho estado.

De acuerdo con un oficio, tres centrales están trabajando al 75 por ciento. La Cenace indicó que de los 2 mil 120 megawatts hora (WH) de la capacidad de la región, debe haber al menos 985 WH, sin embargo, sólo hay disponibles 732.

“La CFE ha presentado fallas y degradaciones que disminuyen la disponibilidad de energía en el parque de generación, aunado a la falta de gas natural por la explosión de la plataforma marina Abkatun Alfa de Pemex (en 2016), lo que ha degradado el suministro y provocado la falta de mil 140 megawatts en las centrales de ciclo combinado”, dice el documento.

Fuentes de la CFE consideraron que una de las soluciones es interconectar el ducto marino que llega a Tuxpan, Veracruz para llevar gas a Yucatán.

“(Esto) no significa que no habrá energía, pero sí que en dado caso de que llegue a pasar, el Cenace puede tomar medidas extraordinarias”, dijo el fundador de Ombudsman Energía México, Paul Sánchez.

Con información de El Financiero y Reforma

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.