El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió a las acusaciones de José Narro de intervenir en la contienda electoral para dirigir el Partido Revolucionario Institucional.

El exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México anunció su renuncia al tricolor y pidió “evitar que las decisiones del PRI las siga tomando el presidente en turno” y tras su dimisión priistas de larga trayectoria también criticaron e proceso interno para la renovación de la dirigencia nacional.

La exdiputada federal Beatriz Pagés, quien también renunció al PRI, acusó que el partido fue “entregado” a López Obrador.

Respeto a Narro, pero no comparto su punto de vista

López Obrador comentó que si bien respeta al exrector de la UNAM, no comparte su punto de vista: “Respeto mucho al doctor Narro, no comparto su punto de vista. Entiendo que su situación no es de lo mejor y no voy a hacer ningún cuestionamiento. Yo respeto”.

En conferencia de prensa, cuestionado sobre si no hay intervención de su gobierno en asuntos del PRI, acotó: “No somos iguales, pero no es para contestarle al doctor Narro, sino en general, que no somos iguales, nosotros no somos hipócritas, no decimos una cosa y hacemos otra”.

En este sentido, afirmó que desde años cuida el ser congruente, “que es al mismo tiempo honestidad y es lo que estimo más importante en mi vida. No hubiese yo podido enfrentar a la mafia del poder, no hubiese yo podido estar aquí sin congruencia, sin honestidad”.

¿De dónde viene el “y yo por qué”?

Andrés Manuel subrayó que no se puede tener autoridad política si no se tiene autoridad moral.

“Entiendo mucho la situación, comprendo la situación del doctor Narro, pero ahora sí que como diría el clásico ¿y yo por qué?”

Y a todo esto, sabes de dónde proviene la frase “¿y yo por qué?”. Te platicamos:

Vicente Fox siempre se ha caracterizado por declaraciones que han generado controversia. Durante su mandato, el guanajuatense respondió “y yo por qué” a los damnificados en Cancún, Quintana Roo, que le pedían ayuda, y repitió la frase cuando se le preguntó en 2003 si no pensaba intervenir para castigar a Ricardo Salinas Pliego, después de que el empresario dueño de TV Azteca envió a un grupo de hombres a tomar las instalaciones de Canal 40.

La acusación de Narro

José Narro afirmó que existe un preferido de la cúpula del PRI, el candidato oficial de los gobernadores y de quien fue, hasta recientemente, el jefe político del partido.

“Por si eso fuera poco, son groseros los indicios de intervención del Gobierno federal en la misma dirección. Quien hasta hace unos meses declaraba en contra el candidato oficial, hoy lo anima y lo arropa”.

El ex rector de la UNAM anunció así su renuncia a la contienda electoral para dirigir el PRI.

Foto propiedad de: Andrea Murcia/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.