Hay pruebas que justifican la detención del sacerdote Francisco “N”, como probable responsable del asesinato del joven universitario Leonardo Avendaño, dejó ver Ernestina Godoy, titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

El estudiante de la Universidad Intercontinental, que acudía a la parroquia Cristo Salvador, ubicada en la alcaldía de Tlalpan, fue encontrado muerto al interior de su camioneta el pasado 12 de junio. Se reportó tortura y asfixia.

Con base en las cámaras del C5

En conferencia de prensa, Godoy Ramos detalló que Leonardo, de 29 años, mandó un mensaje a un amigo en el que le decía que había llegado al domicilio del probable responsable del crimen, el 11 de junio.

De hecho, se ubica el auto de occiso en dirección a la casa del supuesto responsable y cuando llega le avisa a una persona de ello.

“De acuerdo con las imágenes el vehículo permanece dentro del domicilio del probable responsable sin moverse desde las 23:04 horas del 11 de junio, hasta las 3:26 horas del día 12 de junio. Es decir 4 horas y 12 minutos”.

Horas después, las cámaras del C5 captan salir al vehículo del domicilio y se le observa por la carretera Picacho-Ajusco. Posteriormente se ve el auto que se dirige al lugar donde se halló el cuerpo de Leonardo.

Además, señaló que se ubica a otro automóvil con dirección al lugar del hallazgo del cuerpo del universitario.

Con base en las investigaciones, la Procuraduría solicitó la orden de aprehensión, la cual fue ejecutada la noche de este miércoles.

Ernestina Godoy afirmó que la dependencia “seguirá siendo respetuosa de la familia y de la ciudadanía para llegar a la verdad de este y todos los casos”.

Prisión preventiva oficiosa

Fue dictada la prisión preventiva oficiosa al párroco de la iglesia Cristo Salvador, Francisco Javier “N”, por el delito de homicidio doloso contra Leonardo Avendaño.

Tras hora y media de audiencia, en la sala de oralidad del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, se pidió la duplicidad de término constitucional para que se defina la situación jurídica del cura.

El sacerdote será trasladado al Reclusorio Oriente, tras ser aprehendido con base en una orden de captura que la Fiscalía de Homicidios obtuvo de un juez de control por el delito de homicidio doloso agravado.

La Procuraduría capitalina imputó el cargo de homicidio doloso agravado contra el cura.

Foto propiedad de: Especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.